Los Dallas Mavericks acribillaron a los Phoenix Suns a base de triples y empataron la eliminatoria de semifinales del Oeste (2-2) con un claro y convincente triunfo por 111-101. Jason Kidd había pedido más ayuda para Luka Doncic a sus pupilos y el equipo respondió con un festival de acierto en los tiros liberados generados por el jugador esloveno, que terminó desatado y divirtiéndose junto al público del American Airlines Arena.

Con Joel Embiid y James Harden en la pista, la vida es mucho más fácil para los Philadelphia 76ers, que vencieron por segundo partido consecutivo a los Miami Heat (116-108) de un enorme Jimmy Butler para empatar 2-2 esta semifinal de la Conferencia Este.

La NBA está mejor que nunca. No te pierdas esta noche el encuentro de los Bucks contra los Celtics seguido de la batalla entre los Warriors y Grizzlies.