Entradas

POR: LAS MAYORES

Carlos Rodón va camino al Bronx, un movimiento que en teoría le daría a los Yankees una de las más formidables rotaciones de abridores de la Liga Americana.

Rodón y los Yankees llegaron el jueves a un acuerdo por seis años y US$162 millones, le dijo una fuente a Mark Feinsand de MLB.com. El acuerdo, que no ha sido anunciado formalmente por el club, incluye una clausula que le permite a Rodón vetar cualquier cambio.

El movimiento para quedarse con el zurdo de 30 años es la segunda gran contratación del invierno para los Yankees, luego de que firmaron a Aaron Judge por nueve años y US$360 millones durante las Reuniones Invernales.

Mientras negociaban ese acuerdo, el principal propietario de los Yankees, Hal Steinbrenner, le prometió a Judge que podía satisfacer sus deseos y hacer más para mejorar el roster. Con Rodón, Steinbrenner cumplió con su palabra.

Rodón era considerado por la mayoría como el mejor abridor que quedaba en el mercado de agentes libres, luego de que Jacob deGrom firmara con los Rangers y Justin Verlander se mudara a los Mets.

“Es realmente bueno”, dijo el manager de los Yankees, Aaron Boone, durante las Reuniones Invernales en San Diego. “Realmente bueno”.

El trabajo de los Yankees este invierno todavía no está completo, inclusive con Judge, Rodón y el primera base Anthony Rizzo de vuelta en el club. El gerente general Brian Cashman sigue buscando un nuevo jardinero izquierdo, con el agente libre Andrew Benintendi considerado como una de las principales opciones.

El club también ha explorado la posibilidad de hacer un cambio con los Piratas por Bryan Reynolds o con los Mellizos por Max Kepler, y también podrían considerar al agente libre Michael Conforto. Pero el acuerdo con Rodón seguramente tendrá un gran impacto en los Yankees, que ganaron 99 juegos en la temporada regular antes de ser barridos por los Astros en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

En 31 aperturas esta última temporada para los Gigantes, Rodón dejó récord de 14-8 y EFE de 2.88, ganándose su segundo llamado seguido al Juego de Estrellas y terminando sexto en la votación del Cy Young de la Liga Nacional. En 178 innings, Rodón permitió 131 hits y otorgó 52 boletos, al tiempo que ponchaba a 237 rivales, liderando a las Mayores con un FIP de 2.25 y 12.0 ponches por cada nueve innings.

Se espera que Rodón sea el segundo abridor de los Yankees detrás de Gerrit Cole, como parte de una rotación que también tiene al cubano Néstor Cortés Jr, y los dominicanos Luis Severino y Francelis “Frankie” Montás, además del también dominicano Domingo Germán y Clarke Schmidt relegados ahora a piezas que le darán profundidad a dicho grupo.

Con su eléctrica combinación de recta y slider, el año pasado Rodón impuso una marca para los Gigantes con 11 juegos de 10 o más ponches, siete de los cuales fueron en la segunda mitad. Los rivales batearon solo .202 contra Rodón, la cuarta mejor marca en la L.N.

Tres años después de haberse sometido a la cirugía Tommy John, Rodón está lanzando más duro que nunca. Promedió 95.5 mph con su recta en el 2022, cifra que lo ubicó entre los mejores cinco zurdos.

Durante ocho temporadas con Medias Blancas y Gigantes, Rodón tiene foja de 56-46 en 152 juegos (147 aperturas), más 974 ponches en 847.1 innings de labor. Lanzó el 20mo juego sin hit ni carrera en la historia de los Medias Blancas contra Cleveland el 21 de abril del 2021.

EFE NOTICIAS

Los Yanquis de Nueva York recibieron buenas noticias en cuanto al proceso de recuperación de de su estelar toletero Giancarlo Stanton, quien este lunes pudo poner a prueba la condición en la que se encuentra de lesión del tendón de Aquiles izquierdo.

Stanton completó este lunes por primera vez su rutina de ejercicios, poniendo a prueba el tendón de su talón izquierdo lesionado, algo que no había podido realizar desde que dejó a los Yanquis el pasado 24 de julio.

“Todavía estoy tratando de recuperar mi ritmo, por eso necesito unos días para estar seguro de que pueda jugar todo un partido”, precisó el poderoso bateador del conjunto que lidera la División Este de la Liga Americana.

Stanton continuará realizando esta rutina, poniendo más carga de trabajo a la parte lesionada, con el propósito de regresar y seguir contribuyendo en el ataque de los Yanquis.

Antes de la lesión que lo ha mantenido fuera por más de 20 partidos, Stanton vio acción en 80 juegos, en los que fletó 24 cuadrangulares y remolcó 61, mientras alcanzaba un promedio al bate de .224.

Stanton ha estado fuera de acción desde el 24 de julio debido a una molestia en el tendón de Aquiles izquierdo, que lo ha apartado de 20 encuentros. El toletero repetirá los mismos ejercicios los próximos días antes de que el equipo del Bronx fije su asignación de rehabilitación en Ligas Menores.

La ausencia de Stanton se ha sentido en la ofensiva de los Yanquis, quienes desde su lesión ostentan marca de 7-13 en 20 partidos y han sido blanqueados en sus últimos dos encuentros.

Ronald Blum/Associated Press (LAS MAYORES)

Gleyber Torres produjo todas las carreras de Nueva York al sacudir un jonrón de tres anotaciones ante José Berríos en el cuarto inning y luego al dar un sencillo remolcador de dos en el sexto, con lo que los Yanquis vencieron el miércoles 5-3 a los Azulejos de Toronto.

Fue la 15ta victoria de Nueva York en sus últimos 17 juegos.

All-Star en sus primeras dos temporadas que luego decepcionó en 2020 y 2021, Torres restableció la ventaja de dos carreras con su sencillo ante Trevor Richards. El venezolano ha conectado cuatro jonrones en sus últimos 11 partidos. Batea para .222 con cinco cuadrangulares y 18 impulsadas.

Nueva York ganó su séptima serie seguida y quedó con foja de 22-8, la mejor de las mayores. Se trata del mejor inicio de la franquicia al cabo de 30 juegos desde 2003. Los Yanquis tienen marca de 13-0 cuando anotan cinco carreras o más.

Toronto sufrió su cuarto revés consecutivo – su peor racha del año – y ha perdido siete de nueve.

Jameson Taillon (3-1) permitió que los primeros tres corredores de Toronto se embasaran, pero se afianzó en la lomita y terminó diseminando dos carreras en 5 1/3 innings.

El puertorriqueño Berríos toleró cinco carreras y cinco hits en 5 1/3 innings, para elevar su promedio de efectividad a 5.82.