Entradas

EFE NOTICIAS

Todavía con el dulce sabor del título de la NBA que ganó el curso pasado, Stephen Curry, la estrella de los Golden State Warriors, aseguró este domingo que se encuentra muy bien físicamente y que tiene muchas ganas para afrontar el desafío de revalidar el anillo en la nueva temporada.

«Estoy muy emocionado por lo que significa llegar a esta temporada intentando defender el título sabiendo que habrá nuevos desafíos para todos como equipo y para todos de forma individual», dijo en una rueda de prensa por el NBA Media Day de los Warriors (jornada de puertas abiertas para los medios de cara a la nueva temporada de la NBA).

«Es mi decimocuarto año en la liga. Me siento fresco y en plenitud, listo para empezar (…). Ojalá estemos en otro viaje de nueve meses», afirmó.

Curry lideró a los Warriors en su victoria por 4-2 ante los Boston Celtics.

Este fue el cuarto anillo para la franquicia de Golden State en los últimos ocho años y, además, Curry logró contra los Celtics su primer premio de MVP de las Finales de la NBA.

Pese a ese nuevo campeonato para los Warriors, el genial base advirtió que las victorias pasadas con son «una garantía» de éxito en el futuro.

Con Klay Thompson, Draymond Green y Jordan Poole como escuderos (todos ellos de vuelta para la nueva temporada), Curry rindió a un nivel excelente en el pasado curso y se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en meter más de 3.000 triples.

Además, el base se proclamó MVP del All-Star con una descomunal exhibición desde el perímetro: 16 triples para 50 puntos en total.

Curry promedió 25,5 puntos, 5,2 rebotes y 6,3 asistencias a lo largo de la temporada regular, pero su contribución aumentó de manera rotunda en las eliminatorias.

Así, Curry logró en las Finales ante los Celtics 31,2 puntos (con más de 5 triples), 6 rebotes y 5 asistencias de media por encuentro y dejó algunas actuaciones memorables como los 43 puntos que consiguió en el cuarto duelo en Boston para que los Warriors recuperaran el factor cancha.

El español Carlos Sainz (Ferrari) arrancará primero este domingo en el Gran Premio de Gran Bretaña, el décimo del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el circuito de Silverstone (Inglaterra), donde su compatriota Fernando Alonso (Alpine) saldrá séptimo y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull), cuarto.

Sainz, de 27 años, firmó la primera ‘pole’ de su carrera en F1 al dominar la lluviosa calificación de este sábado, en la que, en su mejor vuelta, cubrió, con el neumático intermedio, los 5.891 metros de la mítica pista inglesa en un minuto, 40 segundos y 983 milésimas, 72 menos que el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial, que arrancará a su lado en la primera fila en una carrera en la que los compañeros de éstos, el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y ‘Checo’ Pérez, cuarto en la cronometrada principal, lo harán desde la segunda.

Alonso saldrá séptimo, desde la cuarta hilera, al lado del inglés George Russell (Mercedes) -octavo este sábado- y por detrás de dos compatriotas de éste, su compañero el siete veces campeón mundial Lewis Hamilton -quinto- y Lando Norris (McLaren), que afrontarán la prueba desde la tercera fila.

Desde la quinta lo harán el chino Guanyu Zhou (Alfa Romeo) y el canadiense Nicholas Latifi (Williams), que por primera vez en su trayectoria en la F1 alcanzó la tercera ronda (Q3) de la calificación.

La décima carrera del Mundial está prevista a 52 vueltas, para completar un recorrido de 306,2 kilómetros.