POR: FOX SPORTS

Hace unas semanas explotó una bomba en la Fórmula 1, pues en el Gran Premio de Brasil se detonó una guerra de declaraciones entre Max Verstappen y Sergio ‘Checo’ Pérez, compañeros en la escudería Red Bull, distanciados en ese momento luego de que el neerlandés le negara un rebase al mexicano.

En InterlagosCheco Pérez terminó séptimo, por detrás de Verstappen, puntos clave en su lucha por el segundo lugar del campeonato de pilotos, luego de la negativa expresa del bicampeón de la máxima categoría y el hecho no pasó desapercibido para el resto de los competidores.

Especialmente para Lewis Hamilton, siete veces monarca de la Fórmula 1 y uno de los grandes rivales de Verstappen, quien no dudó en comparar el encontronazo con ‘un show de las Kardashian’, celebridades estadounidenses reconocidas por sus ‘reality shows’.

“Siendo sinceros, se sintió un poco como el ‘Show de las Kardashian’ lo sucedido con Red Bull en Brasil. Fue bastante gracioso, muchas de las cosas que escuché durante los siguientes días resultó ser muy entretenido. Estoy seguro de que todo eso estará en Netflix, va a ser genial para los aficionados”, dijo en charla con Channel 4.

¿Qué pasó en el Gran Premio de Brasil?

Checo Pérez peleaba la segunda plaza del campeonato de pilotos con el monegasco Charles Leclerc y su Ferrari, pero una mala estrategia en el Gran Premio de Brasil le hizo perder un podio seguro y terminó rezagado; todavía Max Verstappen intentó recuperar algo para Red Bull, pero no le alcanzó.

Fue entonces que desde los pits le indicaron a Verstappen que cediera la sexta plaza a Checo, a lo que este se negó rotundamente. “Ya les dije que no me pidan eso. Ya les di mis motivos y los voy a sostener, ¿está claro?”, respondió.

Al final, Checo Pérez terminó muy caliente y le tiró una dura declaración a Max: “Estoy muy sorprendido, no sé qué pasó, especialmente por todo lo que hecho por él. No entiendo sus razones, muy sorprendido, si tiene dos campeonatos es gracias a mí”.

Lo anterior generó un incendio que poco a poco los protagonistas se encargaron de apagar asegurando que gozan de una buena relación; de momento la pareja se mantendrá en Red Bull para 2023, con Daniel Ricciardo como tercer piloto.